Ladécima: “El plan de hermandad no se limita al videojuego que juegues, es una idea y un proyecto social, algo mucho más grande”

El líder de una de las hermandades españolas más grandes de World of Warcraft Classic cuenta en qué consisten estas organizaciones

Xabier ARBAIZA

El humano es un ser gregario por naturaleza, y como no podría ser menos, esa actitud también se ve reflejada en el mundo de los videojuegos. El género que más incentiva la cooperación entre jugadores es el MMO o multijugador masivo online, siendo su máximo exponente el videojuego World of Warcraft. Ladécima lleva jugando a este juego desde su lanzamiento europeo en 2005 y desde hace seis años lidera una hermandad.

¿Qué es un clan o hermandad de videojuegos?

Una hermandad es simplemente un grupo de amigos que intenta formar un equipo más amplio para poder cumplir objetivos comunes en videojuegos que requieren de más personas. El plan también puede ser interactuar con muchos tipos de gente diferente y tener una buena relación con los compañeros. Eso es básicamente lo que para mí es una hermandad.

¿Esos objetivos se centran en el videojuego en cuestión?

Normalmente sí, pero ya te digo que se suelen desarrollar comunidades porque interactúas mucho con la gente y al fin y al cabo terminas hablando de cosas del día a día, no solo de videojuegos. El plan de hermandad no se limita al videojuego que juegues, es una idea y un proyecto social, algo mucho más grande.

¿También consideras que organizaciones profesionales como Method o Exorsus son hermandades?

Sí, pero también es cierto que dentro de lo que es World of Warcraft,  el juego en el que tengo más experiencia, hay dos tipos de hermandad. Lo que tú estás diciendo es un tipo de hermandad competitiva, un equipo como puede ser uno de fútbol o baloncesto. Es un equipo competitivo serio en el que no hay amistades, hay competición. Ahí necesitas ser de los mejores para ganar. Es muy diferente ese tipo de hermandad a un tipo más social y amigable en el cual el plan es conseguir un objetivo a largo plazo. No importa que tardes mucho o que tardes poco, el objetivo común es jugar juntos.

Liderar una hermandad requiere sobre todo constancia y sacrificio

¿No crees que ambos formatos pueden ser compatibles?

Creo que no. Lo estuve intentando en su día y creo que es muy difícil tener una hermandad competitiva y que sea amigable. Method es un claro ejemplo de hermandad que tenía una gran amistad entre todos sus miembros y que llevaba muy bien el tema competitivo, de hecho durante muchos años fueron los mejores del mundo. Su actitud les ha pasado factura y la organización se ha deshecho por unas polémicas que surgieron hace poco de intimidades que probablemente no se hubieran sabido si no tuviesen esa relación tan estrecha entre ellos y solo se centrasen en competir. 

Este vídeo cuenta la evolución de la hermandad Method, desde que era un clan cualquiera hasta que se convirtió en una reputada organización de eSports.

Entonces en el momento que te quieres centrar en competir es mejor ser profesional, ¿no?

Sí, si tu quieres competir es muchísimo mejor tomarte el juego de forma profesional, como un mero trabajo. Da igual quién sea el compañero, no importa los gustos que tenga o que deje de tener. Yo he intentado montar algo social y al mismo tiempo competitivo y es imposible. Al final como se suele decir, te llevas el trabajo a casa. Cuando no se consiguen los objetivos competitivos y se crean frustraciones se las contagias a los compañeros, es normal que se enfade la gente.

Ahora mismo estás en Dun Spetsnaz. ¿Cuánto tiempo lleva el clan en activo?

Dun Spetsnaz lleva en activo seis años. Hicimos hace tiempo el vídeo de aniversario del quinto año. Yo llevo en la hermandad desde que se creó, firmé sus estatutos y llevo toda la vida aquí.  Ya te digo, llevamos desde siempre intentando montar un grupo de gente amigable para jugar un ratito cuando sales del trabajo o la universidad y despejarte de tus asuntos con amigos.

¿Y cómo se consigue que una organización de ese tipo dure seis años?

Con mucha constancia. Liderar una hermandad requiere sobre todo constancia y sacrificio. Con eso y mucho trabajo es con lo que consigues que un grupo de gente que incluso se va a pelear a veces dure tanto. Obviamente, es imposible no reñir con alguien con el que pasas tantas horas. Saber que un día malo lo tiene cualquiera y saber luego llevar las cosas a su sitio es fundamental. Y en lo que a mi rol respecta, a la hora del conflicto ser juez es difícil. Cuando tienes que dictaminar algo se tiene que utilizar mucho la lógica y hay que ser muy coherente. 

Sienta bien tener alguien con quien pasar el tiempo y echar unas partidas cuando quieras

¿Liderar un grupo así no resulta sacrificado a veces?

Sí, hay veces que te consume mucho tiempo, pero esto es un hobby por así decirlo. Al igual que yo pierdo tiempo así otro lo pierde haciendo un puzzle. Cada uno con su tiempo sabe donde tiene que invertirlo. A mí desde luego me da mucha gratificación, por eso le he echado tanto tiempo de mi vida a Dun Spetsnaz y la hermandad. 

¿Cuáles son esas cosas buenas que le sacas?

Como bien te digo, conseguir compañeros. Amigos como si fuesen de la vida real o que incluso los he conocido personalmente. Esto es algo que te gratifica mucho, te sientes bien porque tu compañero te ayuda y tu lo ayudas. Sienta bien tener alguien con quien pasar el tiempo y echar unas partidas cuando quieras. 

Eso está bien, pero a lo largo de los años también te habrás encontrado con indeseables. ¿Cómo se lidia con ese tipo de gente?

La problemática está en que tienes que tener mucha mano izquierda con gente así. Cada uno somos de nuestra madre y nuestro padre, y hay gente que el juego se lo toma muy a pecho o que incluso se lleva cosas a lo personal. Cada persona es un mundo, tratar con según qué personas conlleva mucho tiempo y dependiendo del tema es muy difícil valorar las cosas de una manera u otra.

Para acabar con buen sabor de boca, ¿cuál es el momento más bonito que has vivido en un clan?

Fue hace muy poco tiempo, llevo toda mi vida jugando y la mejor semana que he vivido en un videojuego fue el evento del señor escarabajo en World of Warcraft Classic con Dun Spetsnaz. Consistía en una gran cadena de misiones para la cual se tenían que poner de acuerdo casi 50-60 personas para finalizarla. Eso fue algo histórico, es un evento que pasó a la historia del juego y es algo que me enorgullece tanto por mí como por mis compañeros. Fuimos los primeros de España en completar el evento, además en un servidor inglés muy competitivo y era muy difícil hacerlo. Esa semana para mí fue algo emblemático, no tengo palabras para describir esa semana tan bonita que pasamos tantos compañeros trabajando por una serie de objetivos en común. Ese momento vivido fue realmente único.

Esta es una fotografía conmemorativa de la hermandad Dun Spetsnaz. Está tomada al final del evento del señor escarabajo.

Leave a Reply

%d bloggers like this: